5 dic. 2010

cien gramos lo que mil

Las cosas de noche tienen menos peso.

Un abrazo con alguien
uno de ahí, que te saluda y te dice
¿querés un poco?

Somos todos amigos, todos amigos somos.

Un beso con el amor de tu vida
puede ser lo que un flash
o lo que la nada misma.

Somos nada, fuimos todo, todo de nada somos.

Una pelea es grito
andá a la mierda
y después sonrisa.

Somos odio, somos amor, euforia somos.

Se cierran los ojos pesados, se abren pesados todavía.

Lo de la noche es tan liviano como el aire
que volaba en la terraza por la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario