2 may. 2011

un día vos y yo

caminaba en tacos altos por boedo
apareciste
me viste
y miraste mis pies

te vi y pensé
algo así como
no puede ser tan lindo

rubia, subí
dijo tu cara de contento
y supe en ese momento
que ya nunca más te diría que no

una hora y media en bicicleta
sin demasiados argumentos
esta es la casa de mis sueños
el puente que miro desde la terraza

me llevaste a casa
ponete linda
te busco en un rato

comimos de manera indigente
tiré la gaseosa en tu plato
escupimos y le dimos el asado
a los perros de la calle

ya no me los invento
y aunque lo intento
tengo más de un pretexto
que insiste en no olvidarte

No hay comentarios:

Publicar un comentario