27 sept. 2010

atterisaje

había una vez un chico
que era algo así
como un príncipe cibernético
que me escribía cosas lindas y decía
que teníamos que vernos
para darme una recompensa

se me presentó al fin
cara a cara
y me dijo
que mi carrera es casi la misma que la de todas
que no merezco vivir porque no miro la luna
y que somos incompatibles porque odia fito paez

que no soy femenina porque de piba
trepaba árboles
con mis hermanos varones
y mis uñas son azules y no rosas

le toqué el brazo, lo corrió y dijo
que le daban asco las verrugas de las manos
y me parecía a la más linda del mundo
en su etapa de mayor decadencia

que mis brazos son rechonchitos
que no iba a enamorarse nunca de mí (ya lo sabía)
y que no iba a esperar a mi colectivo
ni aunque le paguen

y me dijo también
que tenía un granito o algo en la ceja
y puso cara de asco

después me dió un beso
y me dijo
es un gusto señorita haberla conocido
y me siguió escribiendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario