12 sept. 2010

esta es mi ley primera


He aquí preámbulo estúpido
necesario para captar mi transición:

Congestión de horarios y rutinas,
organizaciones de autocontaminación,
urgencias ¿de qué? ¿para qué?
Horas pico,
dignas de coronarse odiosas
a la hora de mirar por la ventana.
Estructuras,
malditas tentaciones de mi mente,
pueden en este momento venirse abajo
que me harían un favor.
Psicoanálisis veloz
en procesos equívocos de autoterapia
paredes de facultad
que no hacen gracia alguna a mis facultades.
Listos, preparados, ya!
La corrida del reloj,
tachadas de días en el calendario,
soles que se apagan
¿mentes sucias?
y no saber si yo soy yo
o si soy vos
o quiénes somos.
Ve a volar, pulsión de muerte
que las esencias son siempre de autoconservación.
Sos imagen mentirosa en mi espejo
¿viniste de la televisión?
Nos veremos
luego,
más tarde,
en otra vida
o en esta vida
pero más luego.
Ahora no.

Metamorfosis.

Primera parte: Ahora yo.

Hola Agus, ¿cómo estás?
Feliz.
Hola arte de la alegría,
sonidos que hacen ecos y canciones en mí,
palabras que estallan,
que no se callan
porque tienen tiempo de ser eternizadas.
Hola Dorothy Simple,
cuántas petunias pisoteadas
¿sabe usted que Boston cerca está del Universo
y lejos de las Sociedades Ilimitadas?
Hola dos,
qué ropa blanca de heladero,
yo soy uno, cáncer de muerte vital
y chancho va con un te amo y tengo miedo.
Hola Dios,
uno corintios trece
del uno al trece
que se me haga carne y no body painting de la piel.
Lápiz y papel.
Lista ¿qué llevo?
Esto no, lo voy a dejar.
Podría guardar aquello,
quizás me sirve, para alguna cosa.
(Hay cosas que nunca sirven para nada
y de pronto sirven)
Destinos efímeros, eternos ¿qué importa?

Segunda parte: Ahora la vida.

1 comentario:

  1. Hola Tutu!
    Me encanto, muy bien! Cada una de las tres partes tiene como su ambiente, su velocidad. Cambian muy bien y a la vez son parte de lo mismo. Es un buen texto teatral!

    Te quiero!
    La.

    ResponderEliminar