27 sept. 2010

quiero tener un helicóptero

lindo como el tuyo
para volar alto en el cielo
y ver muchas águilas guerreras
mientras te miro y como
helado de banana split bien cargadito
lleno de pedazos de chocolate
marrón como mis ojos
que te miran y piensan
que tus ojos verdes-rojos
de príncipe aburrido y encantado
son causa y efecto
de la condena eterna
que tenemos al privado
y volemos, volemos por los aires
que quizás nos convertimos
en dos helados vivientes
que chorrean sabores
y se comen entre ellos

No hay comentarios:

Publicar un comentario