16 oct. 2010

sabiduría: llevame contigo

Aprender a mirar con otros ojos
lejos de los míos
y ver un mundo más allá de lo que miro.

Encontrar motivos,
a pesar de las más de mil razones
que tengo para no encontrarlos.

Sembrar donde no hay nada
pero debe haber frutos
(estoy segura que debe haberlos).

Escuchar el silencio que flota en el aire
y palpar la nada
mucho más que el sordo ruido.

Armar el bolso,
guardar lo que quiero llevarme...
y dejar lo que sé que no puedo tener conmigo.

¿A dónde viajar, con el alma estancada?

1 comentario: